Volver a empezar, o estar empezando a cada momento. Renovarse, no caer en la rutina ni en la costumbre, ni en lo dado por hecho.

Empezar como quien se conoce casi por error. No es válida la primera impresión porque luego rectificamos y tampoco es malo eso. Pero tener la sensación de que lo que estamos viviendo en realidad no es el argumento auténtico. No es la obra en sí. No es el texto. Son los Entreactos, el día a día, lo que se cuece entre relaciones y mentiras, entre necesidad y dependencia y verdades a medias.

Siempre hay algo más. Y nunca nos dejaremos de preguntar si estamos haciendo bien, si sabemos afrontar las adversidades, si es posible que todo salga mal siempre. No.

Al final se van consiguiendo logros, se consigue ser madre, por ejemplo, y que la oscuridad no sea total entre acto y acto. Posiblemente haya frustración o sensación de no conseguir hacer ciertas cosas, de que esas mismas cosas no son como antes. Y ahí es cuando entran las mentiras, las verdades, o los silencios.

Elena y Julia se quieren, aunque en algunos instantes pierdan la ilusión, quién no la pierde en el transcurso de diez años. No sirve echarse la culpa. No es culpa de nadie, solamente llega un momento en que los caminos se separan, pero volverán a encontrarse porque tienen cosas importantes en común. Aunque la sensación de estar sola nadie se la podrá quitar. Por eso hay que empezar de nuevo.

Todos los años son, en realidad, Entreactos, texto de María Inés González y Miguel Ángel Cárcano con dirección de este último. Obra cotidiana, real, actual, emocional, de sentimientos.

Noelia Castaño y Silvia Campos dan cuerpo y voz a estas dos mujeres que sin hacer magia ni trucos falsos, consiguen la credibilidad del espectador que las está viendo. Prestan cuerpo y voz, pero también esa complicidad necesaria en su momento, esa frialdad en otro, esa ilusión en otro, esa sensibilidad siempre.

Momentos, circunstancias, recorrido, amor, desamor, lugares comunes, palabras, silencios, deseos, años que vamos cumpliendo, pero siempre hay que empezar de nuevo.

 

Bitnami