Seguro que te sabes mil historias de amigos tuyos en el cine, incluso tuyas. Ataques de risa, ocupar una butaca de la sala que no es tuya y que venga el dueño una vez empezada la peli, el típico que quiere ir al baño en medio de la peli y hace levantarse a toda la fila, los chavales de la última fila que tiran palomitas, la pareja que tiene ganas de irse a casa, etc.

Pero no, no hemos venido a hablar de ese tipo de hazañas, en entradas.com hemos venido a hablar de cosas que has soñado hacer en el cine, y que hasta ahora no habías podido disfrutar. ¿Estás preparado?

Una sala de cine que supera los límites

Supera cualquier tipo de límites existidos hasta la fecha y es que es la primera vez que esto sucede en España. Un concepto nuevo de ir al cine, una experiencia adaptada a la demanda de los adictos al cine del siglo XXI.

  1. Salas de cine acogedoras e íntimas

¿Cómo se consigue esto? Sencillo. Creo que todos coincidimos cuando digo que no es íntimo tener que compartir reposabrazos con el o la desconocida de al lado. O cuando de una forma inexplicable, ves como el lunático de al lado se equivoca y va dirigido a coger tu bebida. ¡Puag!

Un detalle tan sencillo como éste, que hasta la fecha sólo se conseguía yendo al cine con 20 amigos y ocupando toda una fila del cine, ahora se consigue en los Yelmo Cines Luxury del Plaza Norte 2, porque las butacas son sofás individuales para dos. Asientos cómodos – importante-, amplios y acogedores. Una sala en la que poder tener un poco más de intimidad si vas, por ejemplo, con tu pareja al cine.

  1. ¿Me puedo llevar mi sofá reclinable del salón de casa? 

Increíble pero cierto, no hace falta que pienses cómo montártelo para estar un poco más inclinado que lo que te permiten las butacas del cine tradicional. Los asientos de Yelmo Cines Luxury son reclinables, pero no solo eso, hay mucho más espacio entre una fila y otra, por lo que no tendrás la sensación de estar en un vuelo en clase turista de Ryanair, será más bien como un viaje en Business.

  1. Cariño, ¿has oído eso? 

Está claro que una peli de miedo, si es buena te hace saltar del asiento en un momento determinado. Pero estas salas cuentan con un factor extra, el sonido y la proyección superan con creces las de cualquier cine al que hayas podido asistir.

Un sonido envolvente que te hará creer que el malo de la película está escondido detrás de tu butaca y una nitidez de la imagen y unos equipos de proyección de altísima calidad que te harán meterte en la película como nunca antes.

  1. Quiero esto, esto y esto otro para cenar, por favor 

¿Qué hacemos los que no queremos unos nachos con kétchup y chuches para acompañar la película? ¡Yelmo Cines Luxury!

Un servicio de restauración a la butaca con una oferta gastronómica de alta calidad preparada en su propia cocina, ¿te apetece? Pues acuérdate de ir con un pelín más de tiempo al cine, para poder hacer con calma el pedido de la cena ¡merece la pena!

  1. Sala Junior: diversión en los descansos para los más pequeños

Siempre se suele llegar un poco antes al cine para poder buscar tranquilamente la sala, esperar a tu amigo que llega tarde, etc. Por eso se ha creado la Sala Junior, una sala hecha para niños en la cual, pueden entretenerse hasta que se apaguen las luces de la sala y empiece la película.

Unas salas habilitadas con piscinas de bolas y toboganes para la diversión de los más pequeños tanto antes como en el intermedio de cada sesión de cine.

¿Y tú? ¿Qué forma de ir al cine prefieres para ver tu próxima peli?

Bitnami