jamming
Alguien en la sala ha escrito en el papel que nos dan a la entrada para ponerles una palabra, un título, un chascarrillo, una patochada, y que ellos improvisen sobre ello, “¿qué significa exactamente Jamming?
Los actores, ayer concretamente, Joaquín Tejada, JuanMa Díez, Javier Alba y Borja Cortés, también hacen con eso improvisación y divertimento. Jamming es cemento, Jamming son ladrillos, Jamming es el propio cuerpo, es la luna, es el silencio, son los gestos, son las historias en sí, es el ingenio, es la risa, es lo nuevo, es el misterio, es lo evidente, es lo políticamente incorrecto, es sacar de la nada un todo y de todo reducirlo a un pequeño argumento.
Los espectadores estamos predispuestos a ello. Y muchos son los que van a ver si les “pillan” y con su pretendido y original título, dejarles sin saber cómo resolverlo. Pero ellos le sacan punta al lápiz, se las componen para que los más difíciles retos se materialicen en una pequeña historia, con cierto sentido lógico pero tremendamente disparatado, para soltar la frase en el momento oportuno y que no se note y que no haya tropiezo.
Como dobladores que deben ‘meter en boca’ el texto, ellos lo hacen con toda la expresión, con todas las palabras que les han puesto. E hilan las historias y, encima, se ponen retos. Ahora lo vamos a hacer tipo terrorífico, o de dibujos animados, o de estilo Tarantino, o de artes marciales, o de destape, o de lo que salga en las cartulinas preparadas al efecto. Eso sí, añadiéndoles el sufijo “ing”, para que vaya en consonancia con su ‘acting’.

Y siendo así, nos lo pasamos ‘tremending’. Es como si hicieran prestidigitación en el escenario con todos esos elementos. Respetan sus turnos de intervención o lo hacen todos al mismo tiempo, pero están “al quite” unos de otros, atentos, ellos mismos sorprendidos en algunos momentos por lo que se le ha ocurrido al compañero. Parece fácil, pero requiere un montón de horas de ensayos previos, de preparación y, sobre todo, de compenetración y de bagaje interpretativo interno.

Como pilotos de avión con muchas horas de vuelo, los integrantes de Jamming, van adquiriendo experiencia y soltura y agilidad de movimientos e ingenio y, sobre todo, saben llevar el espectáculo a buen puerto, o escenario para ser exactos, vamos a ser serios, perdón, correctos, perdón de nuevo, ‘correcting’, y nunca veremos una función como la anterior, eso darlo por hecho.

Bitnami