heroes
¡Qué malo es llegar a viejo! ¡Qué bueno! ¡Qué remedio! ¡Qué miedo! ¡Qué hacer! ¿A dónde ir? ¡Qué recuerdos! ¡Es magnífico! ¡Es horrendo!…
Nos encontramos ante un texto de difícil solución, pero por lo abocado a lo que ya sabemos. Que nadie se queda en este mundo por muy bien, o muy mal, que lo haya pasado.
Tres viejas glorias del ejército, tres solitarios, tres soñadores, tres indefensos, a pesar de ser lo que fueron, se reúnen cada día, cada tarde y cada noche a contarse sus batallas y… sus temores.
Pero conservan lo que tuvieron. Aunque a uno le dé miedo salir al exterior, otro se desmaye constantemente, y el tercero se acomode. Aún tienen ilusiones. Y son solidarios. Y se necesitan, y se complementan, y quieren pensar que, a pesar de la edad, aún son jóvenes y pueden hacer fácil lo complicado o difícil lo que podría ser sencillo para otros.
Y así, vamos viendo en escena a tres monstruos de la misma. Luis Varela, Juan Gea e Iñaki Miramón. Representan a tres hombres mayores, pero ellos están estupendos. Se complementan. Se ayudan, como personajes y como actores. Entienden la idiosincrasia de los mayores. No importa el oficio que tuvieran. Cada uno aporta su experiencia. Sus miedos, sus emociones. Son como hermanos, como amigos de la infancia aunque no se conocieran de antes.
Y quieren volar, quieren salir de la prisión de sus cuerpos y sus mentes. Y si uno no acepta el reto, los otros dos se quedarán con él, que en realidad es lo que les apetece.
Tamzin Townsend, los dirige con el mismo cariño que ellos ponen en interpretar a estos viejos Héroes. Un texto de Gérald Sibleyras de 2003 que hoy nos presentan en el teatro Reina Victoria con todos los honores.
Honor de asistir a esta función, honor de ver a estos grandes actores, honor de poder contarlo y que nos emocionen.

Bitnami