merida
El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida acoge ‘Teatrum, escena y espacio’, una recopilación de documentos y piezas arqueológicas relacionadas con el mundo escénico que patrocina el Festival de Mérida.

En la exposición se incluye una recreación de cómo debió ser realmente el frontis del Teatro Romano de Mérida en la época de su construcción
A lo largo de la historia, la vida en Mérida ha discurrido en torno al monumental Teatro Romano, y así se mantiene hasta nuestros días, de ahí la importancia de indagar en sus raíces del pasado y su significado en el mundo escénico en la antigua Augusta Emerita, objetivo en el se centra la exposición Theatrum.
El teatro romano de Mérida se define como el edificio teatral más importante de la Península Ibérica y está, sin duda, entre los más señeros de Hispania. A su grandeza monumental une un valor añadido, y es que desde 1933 es la sede del Festival Internacional de Teatro Clásico, manteniendo los valores de la cultura clásica y sus legados.
Un año más, el festival y el Museo Nacional de Arte Romano levantan el telón desde el pasado para afrontar el presente, un presente que convierte a Mérida, durante los meses de julio y agosto, en sede destacada del teatro español, y que encuentra en el Museo Nacional de Arte Romano las raíces del teatro.
La exposición pretende mostrar todos los secretos del Teatro, el edificio (Theatrum), sus compañías de actores (Grex theatralis) y sus espectáculos (Ludi scaenici), desde el pasado al presente siempre buscando sorprender y hacer reflexionar al espectador sobre los problemas de su sociedad.
A través de piezas y documentos vinculados al teatro, los espectadores pueden comprender la función tan amplia que este recinto desempeñaba: un espacio social, un lugar de propaganda política o un recinto religioso, muchas de cuyas funciones permanecen. Entre sus piezas, figuran algunas máscaras teatrales monumentales de mármol que decoraban edificios relacionados con el teatro y máscaras teatrales de terracota.
Como novedad, se expone por primera vez el fragmento de estatua de posible sileno o figura mitológica masculina que conserva el abdomen, glúteos, testículos y parte de las piernas. Este tipo de estatuario solía decorar los teatros, como fuentes de espacios ajardinados o en el frente escénico.
También, entre los documentos expuestos se incluye una recreación de cómo debió ser realmente el frontis del Teatro Romano de Mérida en la época de su construcción.

Bitnami