merida-portugal

El Festival de Teatro Clásico de Mérida afianza su futuro con la mirada puesta en Portugal. El pasado 19 de mayo se presentó la programación de 2016 en la ciudad portuguesa de Évora con un doble objetivo: buscar nuevos públicos en el país vecino y estrechar relaciones con el sector de las artes escénicas portuguesas de cara a posibles coproducciones hispanolusas.

Se destacaba ante los medios de comunicación portugueses la necesidad de expandir el Festival más allá de las fronteras de Extremadura no solo para promocionar el certamen y atraer más público, sino para enriquecer la programación con nuevas miradas y nuevas propuestas escénicas propias de otros países, en este caso Portugal, o que puedan nacer de la colaboración entre compañías de uno y otro lado de la frontera. “De esta manera haremos que el Festival de Mérida sea un evento verdaderamente internacional, que es todavía una asignatura pendiente. Hemos consolidado y cimentado el público y la proyección local, regional y nacional del Festival Ahora toca trabajar en su dimensión internacional”, ha señalado Jesús Cimarro, director del Certamen.
Cimarro ha recordado que la presentación en Portugal, “un país hermano y con estrechos vínculos históricos con Extremadura”, es un paso más hacia esa dirección, como lo ha sido la integración del certamen extremeño en la Asociación Europea de Festivales, una red que integra un centenar de festivales de 40 países. El Festival de Mérida formalizó la unión a este macro colectivo el pasado mes de abril en la asamblea de este colectivo celebrada en la ciudad polaca de Wroclaw.
La 62 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida arranca el próximo 6 de julio con una amplia y variada programación que, hasta el 28 de agosto, contempla siete grandes espectáculos en el Teatro Romano de Mérida, todos estrenos absolutos, y un concierto sinfónico a cargo del reconocido violinista Ara Malikian. En menos de un mes, el certamen ha vendido más de 13.000 entradas, lo que manifiesta el elevado interés que ha despertado la programación. Se completa además con un amplio programa de actividades paralelas, con exposiciones, teatro de pequeño formato en otros escenarios romanos de la capital extremeña, jornadas de estudio y debates, pasacalles y hasta un campo de trabajo internacional de jóvenes. Asimismo, habrá representaciones en otros dos teatros romanos de Extemadura: Medellín y Regina.
Bitnami